SOLSTICIO INVIERNO
SOLSTICIO INVIERNO
 
* MOZART 33 *
* INVITACION
* BIENVENIDA
* WOLPHY
* T.·. I GRADO
ALTAR
APIBUS
BOVEDA
CADENA
COLUMNA B
COMPÁS
CUARTO
DERECHO MASÓNICO I
DERECHO MASONICO II
DERECHO MASÓNICO III
EL AGUILA Y EL CONDOR
FLAUTA
GUANTES
HORÓSCOPO EGIPCIO
INVOCACION
JOYAS
JUDAÍSMO
KYBALION
LOGIA SAN JUAN
MANDIL
MASONAS
MOSAICO
MOZART
NAVIDAD OCULTA
PADRENUESTRO ARAMEO
PADRENUESTRO LATIN
P.H. VIBRACIÓN
POLITICA
PREGUNTAS MAYAS
SÍMBOLO
SOLSTICIO INVIERNO
SOLSTICIO VERANO
TEMPLO
TRIANGULAR
HUMOR
ZODÍACO
SALUDOS
LINKS
FELIZ YULE
imagen
Por GRACIELA T.O., M.•. M.•. I.•.
En el Valle de Valparaíso, a 11 de Mayo del 2011.
I. INTRODUCCIÓN:

- El solsticio de invierno en América –de verano en Europa- tiene un significado especial para muchos pueblos de ambos continentes.
- Los solsticios, para la cultura Inca representaron, no solo el inicio y fin de su calendario agrícola, sino que además encarnaron su profunda convicción en la continuidad e inmortalidad de sus deidades.
- Es así como la fiesta más importante del año: el “Inti Raymi” o “Fiesta al Sol”, se llevaba a cabo con extrema exactitud en el mes de junio de cada año.
- Este festejo se iniciaba en la Plaza Principal de Cusco, capital del Imperio, durante cuyo homenaje, se paseaban los restos momificados de los antiguos gobernantes y de otros antepasados, marcha fúnebre que representaba “eternidad”.
- Para ello y como símbolo de su poder aun presente, los participantes cargaban sus féretros descubiertos sobre enormes literas adornadas por metales preciosos.
- Luego de la ceremonia religiosa, se realizaba un agasajo con abundante comida, bebida y danzas, dando paso, a las fiestas en agradecimiento a los bienes cosechados y preparación del nuevo ciclo agrícola.
- En otras regiones del continente latinoamericano también se desarrollan festejos similares.
- Por ejemplo, los Mapuches de Chile y Argentina celebran, por esas fechas, el Wetripantu, el Año Nuevo indígena.
- El festejo da inicio la noche del 23 de junio, con un encuentro familiar, durante el cual los participantes narran historias tradicionales de la familia, en espera de la salida del sol, el 24.
- El rito consiste en que, antes del amanecer, el llamado período de epewun, hombres, mujeres y niños van a bañarse al río, vertiente o estero más cercano, para esperar la salida del sol con el cuerpo y el espíritu limpios.
- Luego, cuando la luz solar ilumina el terreno, los mapuches pronuncian la frase “akui we tripantu”, que quiere decir “llegó el nuevo año”, o bien dicen “wiñoi tripantu”, que significa “regresa la salida del sol”.
- El amanecer del 24 de junio da comienzo, entonces, a otro ciclo en la vida mapuche y en la naturaleza.
- De esta manera en el amanecer del día 24 de junio se inicia otro ciclo de vida en el mundo mapuche y en la madre tierra.
- Por otra parte, los huilliches, un pueblo indígena afín a los mapuches, conmemoran el año nuevo durante el solsticio de invierno.
- Es el wechipantu, el momento en que se renueva la tierra.
- Cuando se produce el wiñoi chupantu, la tierra termina un ciclo y otro nuevo principia.
- La ceremonia de renovación inicia la noche del día 23 y concluye antes de la salida del sol del día siguiente.
- Este ritual se vincula, de una forma directa, con la observación de la tierra y el cielo.
- En el momento del wenumapu –la tierra de arriba- una constelación, que se ocultaba durante unos meses, resurge, en dirección oriental –el puel o constelación de los cabritos-.
- Al verla, antes de la salida del sol, los huilliches cantaban “wiñoy chipantu”, “viene volviendo el año”.
- Del otro lado del océano, en Finlandia, los suecoparlantes denominan midsommer a la fecha, mientras que los que hablan finés lo llaman Juhannus, la fiesta que en el calendario cristiano corresponde a San Juan El Bautista.
- El festival del solsticio tiene lugar el sábado que cae entre el 20 y el 26 de junio.
- Muchas de las tradiciones relacionadas con el solsticio tienen como antecedente las celebraciones de la luz y la fertilidad precristianas y europeas que marcaban el comienzo de la época veraniega.
- Así, en las regiones norte y este de Finlandia, la quema de la hoguera de San Juan o kokko es una tradición vinculada a la fertilidad, la pureza y la limpia de malos espíritus. Para esa fecha, los pobladores adornan sus casas con flores y ramas de abedul.
- El llamado árbol del solsticio compone la tradición finosueca del sur de Finlandia y las islas Åland.
- En el Juhannus, se izan las banderas de Finlandia a las seis de la mañana, y deben permanecer así hasta las 21 horas del día siguiente.
- En Stonehenge, al oeste de Londres, Inglaterra, miles de personas se dan cita cada año para continuar con la tradición de este antiguo festejo, cuyos antecedentes pueden situarse en celebraciones religiosas que datan de los años 3,000 a 1,600 A.C.
- Los asistentes cantan durante la madrugada del 21 de junio hasta la salida del sol en los campos de Salisbury.
- En China, a su vez, se dan, justo antes del solsticio de invierno, los rituales comunitarios del chiao o renovación de la naturaleza.
- Entre otras actividades, se lleva a cabo el rito su-chi para renovar a los cinco elementos y se rinde homenaje a los espíritus de esos mismos elementos y sus orientaciones, en un medio de regenerar el verano, la primavera, el otoño y el invierno.
- Los festejantes entonan himnos de mérito y penitencia, leen el capítulo 42 de Lao Tzu, ofrendan a sus dioses con comida, representaciones de la ópera china, teatro de marionetas y sesiones de artes marciales.
- Se culmina con grandes festines comunales y, con el solsticio ya próximo, se cancelan deudas, se limpian las casas, se entregan bonos a los trabajadores y se efectúan bodas.
imagen
II. DESARROLLO:
Ponemos luces en nuestra entradas y terrazas para ahuyentar a la oscuridad.
Celebramos EL RENACIMIENTO DE LA LUZ en la noche más larga del año.
El solsticio de invierno es tiempo para reunirse, para el amor, la paz, la buena voluntad y, más importante aun, para el PERDÓN.
En esta época del año tan austera y fría, utilizamos ramas y follajes para simbolizar la vida; colores vivos, imágenes de ricas cosechas y montañas de regalos para alejar la penuria o el miedo a ella”

El 21 de junio en el hemisferio sur tiene lugar la noche más larga y el día más corto del año: el solsticio de invierno, el momento en que la tierra está más inclinada con respecto al sol y por ello recibe menos luz.
Yule es la festividad que celebra este simbolismo del declive de la oscuridad y el resurgir de la luz y la esperanza porque, a partir de ahora, empiezan a crecer los días.
Simbólicamente hablando y de acuerdo con las tradiciones neopaganas, Yule representa el renacimiento del Dios después de su muerte en Samhain y es el primer ritual estacional de la Rueda de año, los 8 Sabbats, que se corresponden con fiestas solares: Yule, Imbolc, Ostara, Beltane, Litha, Lugnasah, Mabon y Samhain.
La naturaleza está dormida y es un buen momento de espera, de recogimiento y meditación, en este sentido destacan los siguientes rituales:
Reflexionar sobre nuestros planes futuros
- Repasar los álbumes de fotos, anuarios y agendas
- Pensar en la gente con la que se ha perdido contacto y escribirles-recontactarles
- Quemar un leño, el leño de Yule, que es la versión hogareña de la hoguera de Litha-solsticio de verano que se celebra al aire libre. Antiguamente se esparcían las cenizas por los campos para hacerlos fértiles
- Cocinar una torta o pastel llamado Yule log o tronco de Navidad
- Mantener una vigilia nocturna para esperar el sol

RITUAL CON VELAS:

-Encender alrededor de uno mismo muchas velas, siempre manteniendo la seguridad.
- Apagarlas todas en un momento de la ceremonia, sentarse a oscuras contemplando la oscuridad, la noche oscura del alma, y sintiendo lo que significa para cada uno.
- Volverlas a encender de una en una, desde la más céntrica y en sentido de las agujas del reloj, para simbolizar la rueda que vuelve hacia la luz del día.
III. CONCLUSIÓN:
imagen
Relacionado con los solsticios, tenemos tradiciones nativas y antiguas tradiciones bíblicas hebreas que sugieren que puede haberse producido un cambio magnético más recientemente que durante la última glaciación.
Las leyendas nativas hablan de un día hace 3.600 años cuando el sol salió por el oeste como siempre lo había hecho, permaneciendo en el cielo más de un día entero para ponerse después por el este, pero al día siguiente salió por el este y se puso por el oeste, como lo hace hoy en día.
Las tradiciones hebreas también cuentan este suceso, añadiendo que sucedió durante una batalla.
Los antiguos hebreos lo tomaron como una señal de que uno de los bandos recibió ayuda celestial porque estuvo en la luz lo suficiente para completar la batalla a su favor.
No podemos verificar esto por las rocas o los registros fósiles porque 3.600 años es un periodo de tiempo demasiado corto para que tal acontecimiento se refleje en ellos.
Lo único que tenemos son tradiciones, leyendas y mitos preservados en documentos escritos y orales.
Cómo podría alterar la conciencia este cambio magnético.
La especulación es que hay una correlación entre el magnetismo y la conciencia. A fin de que comprendamos como pudiera funcionar esa conexión, resulta práctico compararla con la memoria de un ordenador.
Los campos magnéticos de la memoria se mantienen en su lugar gracias a una carga eléctrica -una carga circulante- que está en el interior del propio ordenador.
Cuando las baterías del ordenador se terminan, la carga se agota y la memoria se pierde. Tenemos que volver a instalar el sistema operativo.
De manera similar, tanto investigadores como descendientes de pueblos indígenas creen que, cuando la tierra pase por lo que la ciencia considera una inversión magnética, también atravesará por un enorme cambio y limpieza de su conciencia. No habrá nada que sostenga todos esos patrones magnéticos que fueron instalados.
Por tanto, cuando seamos despertados por este cambio seremos conscientes de nuestra verdadera naturaleza, nuestra verdadera esencia. Y la memoria de todo lo malo, de todas las cosas malas que han pasado, todo el resentimiento y el ego y lo que hemos tenido los unos en contra de los otros como individuos y como naciones dejará de ser parte de esa nueva conciencia, de esa nueva rejilla.
Desde ese punto de vista, muchas tradiciones predicen, sienten o especulan que estamos aproximándonos al tiempo de lo que ellos llaman la Gran Limpieza, y que esa limpieza está produciéndose a nivel de la memoria central consciente.
Entonces es posible asumir que nuestra memoria está conectada de alguna manera con este campo magnético
Examinemos los extraños relatos de los astronautas que salieron de la tierra y viajaron al espacio durante el Programa Apolo.
Al abandonar la atmósfera de la tierra y orbitar el planeta a muchas millas de su superficie, los efectos del magnetismo terrestre sobre ellos eran insignificantes.
Y los astronautas empezaron a tener experiencias para las que no estaban preparados ni habían sido entrenados, experiencias completamente inesperadas.
Cuando estaban en el espacio y contemplaban la tierra, empezaban a tener sentimientos y percepciones, despertares y sensaciones que nunca tuvieron cuando estaban en ella. Esto significó algo diferente para cada uno de ellos.
De manera muy similar, personas que estuvieron en Vietnam volvieron completamente cambiados. Aquello cambió a todos. Para algunos de ellos, el cambio fue tan doloroso que nunca pudieron ni siquiera hablar de ello pero, para las vidas de otros, ese cambio fue un catalizador y hablan incesantemente de ello.
Ha habido un programa especial del Public Broadcasting Service que documenta este mismo fenómeno con los astronautas, que nunca volvieron a ser los mismos después. Cuando regresaron, algunos no sabían qué pensar de su experiencia en el espacio exterior.
Algunos cayeron en el alcohol y las drogas. Otros canalizaron el cambio que se produjo en ellos mediante proyectos muy positivos que afianzaron sus vidas.
Uno de los de este último grupo fue el Dr. Edgar Mitchell, que fundó la Noetic Sciences Organization (Organización de Ciencias Noéticas) en un esfuerzo por corroborar el fenómeno de la conciencia humana. Otro astronauta emprendió la búsqueda del Arca de Noé y terminó encontrándola metida en el hielo del Monte Ararat, exactamente donde la Biblia dijo que estaría.
Entonces la implicación señalada es que estos astronautas, debido a haber dejado el campo magnético de la tierra, han tenido algún tipo de despertar espiritual.
La Tierra tiene muchas regiones de alto y bajo potencial de cambio.

Cuál es la mejor manera de afrontar los cambios que se están produciendo en nuestro mundo en su conjunto.
Creo que la respuesta a eso quizás está mejor encriptada en las palabras quienes nos precedieron, los antiguos Esenios, en un texto que tiene más de 2.500 años.
Nos recuerda nuestra relación con el mundo que nos rodea, y simplemente dice que nuestro mundo no es nada más ni nada menos que un espejo de aquello en lo que nos hemos convertido en nuestro interior.
Por lo tanto, cuando contemplamos desde esa perspectiva un mundo que parece cruel, descerebrado y colérico, que produce sufrimiento a nuestras hermanas y hermanos de todo el planeta, ese mundo es un espejo de aquello en lo que nos hemos convertido como individuos, familias, sociedades y naciones.
No es bueno ni malo, ni correcto o incorrecto. Simplemente es un reflejo de quienes somos. La condición del planeta es un mecanismo de retroalimentación.
Entonces, si queremos ver cambios en nuestro mundo, debemos convertirnos en ese cambio en nuestras vidas cotidianas. Si queremos ver paz, tolerancia, entendimiento, compasión y perdón a nivel global, debemos convertirnos en eso. En la mesa de la cena. Con nuestras familias. Debemos convertirnos en eso en nuestras escuelas.
Debemos pedir que se nos entretenga mediante la paz, la compasión y la comprensión.
Eso no tiene por qué ser tedioso o aburrido. Puede seguir siendo emocionante, pero no tiene por qué ser brutal, descerebrado, cruel o despiadado.
En nuestras vidas diarias, a cada momento de cada día, hacemos la elección que niega o afirma la vida en nuestros cuerpos.
Porque estamos vinculados mediante esa rejilla.
Todas nuestras elecciones individuales quedan depositadas en esa respuesta colectiva a nuestro futuro.
Si queremos ver un cambio colectivo, tenemos que convertirnos en ese cambio individualmente.
La fecha de 2012 es interesante porque aparece en las tradiciones mayas y egipcias, en algunas tradiciones cristianas e, incluso, en el código bíblico (que es, en sí mismo, algo muy controvertido).
Esa fecha podría ser cualquier fecha. Si nos concentramos en una fecha y vivimos nuestras vidas preparándonos para el cambio en esa fecha, nos perdemos la vida.
Basta con que nos limitemos sencillamente a vivir al máximo cada día, con que conciliemos las experiencias que se nos cruzan cada día en nuestro camino, con que aprovechemos las oportunidades de honrar la vida, de honrar nuestras relaciones mutuas.
Siendo honestos, dignos de confianza, considerados, cariñosos y compasivos, viviendo esto cada día, ya estamos preparados para cualquier cosa que posiblemente pueda venir en 2012 o cualquier otro día de otro año o en cualquier momento de nuestro futuro.
Entonces básicamente, si lo que queremos es aprovechar este cambio con el mejor resultado positivo posible para nosotros, ¿la clave está en que vivamos cada día dando de nosotros el máximo amor y la mayor compasión?
Sí y, para que así sea, tenemos que vivir cada día de manera consciente.
Ser conscientes de las oportunidades.
Reconocer las oportunidades que nos salen al paso.
Cada día se nos ofrece la oportunidad de ser tolerantes con otros sistemas de creencias, de perdonar a alguien que nos haya herido o enojado, de enmendar nuestros juicios acerca de lo que debería o no debería pasar en nuestro mundo.
Si podemos conciliar todas esas cosas cuando se nos cruzan y manejarlas conscientemente en ese momento, sabiendo que al cambiar la manera en que nos sentimos cambiamos la química de nuestro cuerpo, estaremos preparados para cualquier transición que la tierra vaya a atravesar.
Por primera vez en nuestra historia, el destino de nuestra especie, de toda nuestra especie, descansa sobre las elecciones de una sola generación.
Hermanos y hermanas, creo que este llamado a la conciencia se refiere a nosotros los iniciados. Cumplamos con nuestra responsabilidad.

FELIZ YULE
imagen
BIBLIOGRAFIA DIGITAL:
http://www.worldvillages.net/rel_solsticio.htm
http://www.elblogalternativo.com/2010/12/18/yule-solsticio-de-invierno-la-noche-mas-larga-del-ano/
http://www.elblogalternativo.com/2010/01/17/gregg-braden-cientifico-y-mistico-si-queremos-ver-paz-tolerancia-entendimiento-compasion-y-perdon-a-nivel-global-debemos-convertirnos-en-eso/